miércoles, 15 de junio de 2011

ACTITUDES



Nunca se me ocurrió cuestionar a alguna persona enferma, cuando se quejaba de dolor.
Mi reacción instantánea es preguntarle en qué puedo ayudarla. Si hay algo que pueda hacer por ella...
Nunca se me ocurriría pedirle un certificado médico, ni un tribunal que pruebe su dolor. Tampoco le diría que "le parece que le duele" pero que está equivocada y no tiene ningún dolor!!
Cómo puedo opinar sobre el dolor de otro, si el dolor no se ve? Pra la temperatura corporal está el termómetro...existe algún método serio de "medir" el dolor, salvo por lo que nos cuenta la persona que lo sufre.
Me pregunto, porque en la fibromialgia nos vemos abligados a esperar años, para demostrar lo obvio: nos duele!
Como cualquier persona, yo tampoco, pensé nunca que podía enfermarme. Es lo habitual, hasta que algunas personas nos enfermamos. Algunas son dolencias cortas, otras son largas o crónicas, en algunas corremos riesgo de vida, en otras no.
Nunca nadie nos diría, no tienes, reuma, o diabetes o cáncer, si ya tenemos un diagnóstico médico en firme...
Porqué todo el mundo, parece tener derecho a opinar sobre si tengo o no fibromialgia? Porque todo el mundo, cree saber , cuán grande o leve es mi dolor? No soy una delincuente, sólo pido ayuda pues estoy enferma y me duele!
Porque es tan complicado que me acepten como soy, ni más ni menos, soy una persona, como muchas, que estudia, trabaja, rie, llora, paga impuestos, se enamora, le gusta bailar, cantar, los dias de campo!
Qué cosa me hace diferente a otras personas enfermas? Porqué, además de tener que aceptar la idea de que estoy enferma, debo luchar para que toda la comunidad la acepte? Quién puede pensar, que tantas personas en el mundo, de distintas, razas, edades, condición social, creencias, etc, nos confabulamos para "inventar" TODOS y simultáneamente nuestros síntomas?? Poequé tenemos que sufrir tantos inconvenientes agregados, a la cruz misma de sufrir dolores y vernos privados de hacer cientos de cosas que deseamos?
Nunca voy a entender esta actitud.


Maria Nelly Biscar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada