jueves, 9 de junio de 2011

MOBBING

La hipótesis de las causas que originan la fibromialgia según el Dr Manuel Martínez-Levín de Mexico apunta a la suma de una predisposición junto a la actuación de un desencadenante.
Su propuesta es “que existe un terreno fértil y como consecuencia de la acción de un agente disparador, los receptores del dolor se sensibilizan y dan dolor e hipersensibilidad“. Entonces, lo que define el padecimiento es, tanto un dolor constante generalizado como una sensibilidad exagerada a la
palpación. El Dr Martínez-Levin afirma que “la persona lo que puede heredar es cierta predisposición a sufrir fibromialgia y es sobre ese terreno fértil que viene a actuar un agente disparador”. Concluye, por tanto, en que existe cierta predisposición y es sobre esto que actúa un agente disparador.
Algunos autores valoran como agente disparador la existencia en los antecedentes del paciente de un traumatismo físico (sobretodo a nivel del cuello), muy a menudo como consecuencia de un accidente automovilístico, y también diversos tipos de infecciones podrían actuar como disparadores. Nosotros proponemos la posibilidad que actúen como agente disparador algunos tipos de traumatismos emocionales (como el mobbing).
Definimos el mobbing como el hostigamiento de un grupo contra una persona, cuyo trato vejatorio y ultrajante sobre la víctima tiene por objeto acabar con el equilibrio y la resistencia psicológica de ésta, minándola y desgastándola emocional y físicamente. Otro rasgo inconfundible del acoso es el escalamiento creciente de los ataques, hasta llegar a extremos imposibles de soportar para el acosado. A nivel psicológico el daño de la víctima suele ser enorme. La víctima de acoso o mobbing
va perdiendo gradualmente la fe y la confianza en sí misma a resultas de lo cual diferentes aspectos de su vida se verán afectados. Entra en una espiral de estrés creciente que va minándola y que termina haciéndose crónico e inespecífico dando lugar a multitud de afecciones o enfermedades somáticas crónicas que pueden conducirle a bajas laborales. También se suelen producir alteraciones emocionales y de la personalidad que afectan a su esfera de relaciones sociales y familiares,
generando problemas de relación de pareja principalmente.
En conclusión hay que señalar que este artículo apunta a la posible relación entre el fenómeno emergente del acoso moral en el trabajo o mobbing y una enfermedad, también, emergente y bastante desconocida, la fibromialgia. Actualmente ya nadie discute que las graves consecuencias del acoso moral en la salud de la víctima es un tema intrínseco de salud laboral. Creemos que la fibromialgia también ha de ser contemplada desde esta óptica. Este artículo tiene el propósito de generar hipótesis
nuevas que puedan explicar el mecanismo desencadenante de la fibromialgia a partir de factores estresores, entre los que cabe destacar el mobbing o acoso moral en el lugar de trabajo. Ya hemos comentado que la práctica diaria nos ha permitido constatar que bastantes afectados por mobbing de larga duración (especialmente mujeres) acaban sufriendo también fibromialgia, este factor nos ha hecho pensar que los dos procesos puedan tener un nexo de conexión. En múltiples ocasiones la persona enferma de fibromialgia relata antecedentes de estrés en situaciones prolongadas en el
tiempo en las que sufrió una gran presión. Los casos más graves de afectación a la salud por acoso moral son aquéllos casos denominados “mobbing de larga duración” en los que confluye una verdadera patología de estrés postraumático.
Hoy en dia la causa de la fibromialgia se desconoce, tal y como ha ocurrido a lo largo de la historia con gran cantidad de enfermedades. En la actualidad existen serias discusiones científicas entre los defensores del componente neuronal de la fibromialgia y de los que postulan un componente reumatológico, y las últimas investigaciones apuntan a la suma de una predisposición del paciente junto a la actuación de un desencadenante para explicar la emergencia del episodio de la fibromialgia.
Sabemos que las consecuencias sobre la salud del trabajador del acoso moral prolongado toma dos formas de cronificación, por un lado el estrés postraumático y por otro la depresión mayor. Así, señalamos que el estrés post-traumático es una de las secuelas en muchas víctimas de acoso moral en el trabajo, y concluímos, por tanto, que no es de estrañar que el trauma psíquico del mobbing pueda ser un factor desencadenante de la fibromialgia. Aportamos el sustrato teórico a modo de hipótesis a discutir, con la esperanza que esta discusión teórica aporte claridad conceptual.

* Marina Parés Soliva
Trabajadora social. Perito social jurídico.
Presidenta del Servicio Europeo de Información sobre el Mobbing (SEDISEM)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada